GUARDERÍA, FUNCIÓN FUNDAMENTAL EN LOS PRIMEROS AÑOS DEL NIÑO

Los padres son el principal eslabón de la larga cadena en el desarrollo evolutivo y crecimiento emocional -psicosocial de un niño.

El jardín de infantes o GUARDERÍA es podríamos decir el 2º eslabón en importancia dado que el niño permanece en ese espacio varias horas del día y necesita de la atención de aquellos que están a su cuidado.

Guardería

Es por esto que es importante que los educadores comprendan que existe una  compleja psicología del crecimiento y la adaptación infantil que requiere condiciones ambientales particulares :lúdicas y al mismo tiempo educativas.

Los años del jardín de infantes son significativos debido a que, en ese tiempo el niño atraviesa por un período de transición entre una etapa y otra que es la entrada en la escuela primaria. Nos referimos a la etapa entre 2 y 5 años aproximadamente donde el niño a veces se comporta cual si fuera un chico mayor y simultáneamente puede comportarse como un bebé.

 Estas oscilaciones son típicas y normales en este período y el personal educativo debe estar al tanto para propiciar una evolución armónica.

En la práctica si por lo que fuere los padres se muestran con ciertas complicaciones para acompañar al niño/a, los educadores pueden complementar con su eficacia y participación esas dificultades parentales, siempre que no sean extremadamente graves.

En este período es importante que el niño y también la madre puedan ir desprendiéndose y sobre todo que el niño pueda ir socializándose, lo que comporta un cambio necesario en el apego del primer año de vida. Ahí la función que desempeña el jardín es fundamental para que el niño pueda lograrlo.

Es en ese recinto, en que el niño pasa tantas horas donde él expresará sus sentimientos, sus miedos, su agresividad, sus celos etc…., que obviamente son necesarios que aparezcan para un desarrollo evolutivo armónico y que su importancia radica en la manera en que se propicia la aparición y se ayuda en la elaboración de los mismos por parte del niño.

En todas estas cuestiones, el jardín desempeña funciones fundamentales .Una de estas funciones es proporcionar una atmósfera emocional de tranquilidad y confianza de suma importancia en dicho período.

En síntesis, se puede decir que el jardín que representa el hogar pero que no constituye una alternativa del hogar, puede proporcionar oportunidades para una interrelación con otras personas aparte de los progenitores a través de los educadores del jardín y de otros niños, además de brindarle estabilidad y seguridad.

Los comentarios están cerrados.

top