Terapia familiar

Los profesionales de Carretel tienen una amplia experiencia en abordar la intervención diagnóstica y tratamiento de la familia en su conjunto, lo que comúnmente se conoce como:

Terapia familiar

Los objetivos de la terapia familiar son:

  • La mejoría del funcionamiento familiar a diferentes niveles.
  • La comprensión y el apoyo emocional entre los miembros de la familia.
  • El desarrollo de estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de problemas ante diferentes dilemas y situaciones de la vida.

Una sesión de terapia familiar suele oscilar entre 60 y 90 minutos, siendo los intervalos entre sesiones de una a dos semanas, según los problemas, la gravedad de estos, la fase del tratamiento y las necesidades de la familia y otras variables.
Lo más habitual es que estos aspectos se negocien con los terapeutas y los profesionales implicados al inicio del tratamiento.
Aunque es difícil estimar y difiere ampliamente de unos casos a otros, la duración media de un tratamiento de estas características oscila entre 20 a 30 sesiones.

En ocasiones los terapeutas familiares pueden proponer a la familia alternar sesiones con todos los miembros, o incluso individuales, sin perder por ello la visión integral de todo el sistema familiar en su conjunto.

La terapia familiar está especialmente indicada cuando el objetivo es mejorar la capacidad de los miembros de la familia para ayudarse mutuamente, posibilitar que los miembros de la familia usen sus recursos de una forma más eficiente con la finalidad de ayudarles a gestionar las fases de transición del desarrollo familiar y los acontecimientos vitales estresantes.

Así mismo, como en cualquier problema de un individuo que afecte a sus relaciones familiares, involucrar a la familia puede en ocasiones evitar la patologización y abordar el problema de forma más eficaz.

Acudir a terapia familiar es útil para prevenir problemas como alteraciones del comportamiento,crisis de salud mental, la deriva hacia la delincuencia, salud mental infantil y juvenil, promoción de habilidades parentales y mejora del funcionamiento familiar, acogimiento familiar, adopciones y cuestiones relacionadas con el ciclo vital familiar, experiencias traumáticas como duelos, separaciones, problemas de salud…., crisis evolutivas de la adolescencia, la jubilación, la independización de los hijos…

Solicite más información…

top